lunes, noviembre 24, 2008

Conciliar la vida laboral y la familiar

Hoy no he ido a trabajar para acompañar a Daniel al hospital a su control. La neumonía ha mejorado, aunque tiene que terminar los antibióticos este jueves, pero sus defensas han bajado bastante desde la última analítica, se supone que debe su organismo de defiende de la infección y gasta parte de su "armamento" en ello y por lo tanto sufre "bajas necesarias". Para el médico está "casi" claro que puede ir al cole, pero para nosotros no tanto, así que se quedará en casa lo que reste de semana para asegurarnos la recuperación, ayudada por la pequeña bajada de la dosis de quimio que ha recomendado.

Me ha mandado una compañera un artículo sobre la conciliación laboral y familiar, es muy interesante ver la opinión de esta periodista, María Vacas Sentís, que viene a decir que la solución no está en dejar más horas a nuestros hijos en el cole o en actividades extraescolares, sino en cambiar los horarios laborales y nuestra concepción del trabajo y economía para trabajar con productividad sin que los niños se vean afectados por ello (los famosos niños de la llave que meriendan solos delante de la tele toda la tarde e incluso llegan a cenar antes de que sus padres vuelvan a casa por la noche). ¿Ustedes qué piensan?

12 comentarios:

  1. Pues yo opino que es muy dificil conseguir una concilición tal y como está el mundo.

    Hay muchas profesiones que si permiten una conciliación, pero otras no. Yo trabajo de terapeuta en un colegio y si me permite pasar las tardes con mi hija, pero cuando ella se acuesta debo hacer todo el trabajo que no hago allí o durante la tarde. Su padre por ejemplo tiene jornada partida y supuestamente tiene dos horas para comer y a las 7 debería estar en casa pero hay épocas que sale a las 9 de casa y vuelve a las 10-11 de la noche de lunes a domingo. Y si se niega a hacerlo pierde su trabajo con todo lo que ello acarrearía.

    Es una verdadera lástima porque los mas perjudicados son los pobres niños que como dice el artículo pierden su infancia en actividades extraescolares y jugando solos a una videoconsola mientras sus padres se matana trabajar para que tengan de ¿todo?

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Absolutamente de acuerdo con el artículo. De las horas que pasamos en nuestro lugar de trabajo cuántas son productivas al 100%? si quitáramos las que no lo son en muchos casos podríamos salir antes y dedicar más tiempo a nuestros hijos. Yo lo tengo claro, tengo el trabajo que tengo porque tengo hijos ya que este trabajo me permite cierta flexibilidad y puedo salir antes de la oficina y, cuando es necesario, trabajar un poco una vez que ellos están acostados. Pero en esto tengo mucha suerte, tengo que admitirlo. Luego también están los viajes de trabajo de vez en cuando y ahí la logística se complica, pero no todo puede ser perfecto.
    Espero que Daniel vaya mejorando poco a poco y vuelva pronto al cole

    ResponderEliminar
  3. yo creo que las cosas en el mundo laboral no están para "tontear", ojalá se pudiera pedir en todos los trabajos una reducción de jornada (aunque sean 2 horitas), pero hoy en día el jefe alega que tu puesto se ha suprimido, excesivo de personal.... y te ves en la calle, y en tu puesto una chiquita con 18 añitos cobrando 2 duros, Joerrr es que es muy difícil y siempre lo pagan lo niños.
    Mejor que Daniel se quede en casa toda la semana hasta que se recupere del todo.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Respecto a la conciliación, totalmente de acuerdo. Yo no llego a nada y no me sobra ni un minuto, y eso que no tengo hijos, así que imagínate con ellos....imposible. El camino sería reducir jornadas y aprovechar mejor el tiempo, pero los empresarios no están por la labor.
    Y hablando de cosas más alegres, en el CASA de santa cruz tienen una máquina de hacer pasta muy baratita y que una amiga que la tiene dice que funciona bien. Así que ya sabes donde encontrarla para poder darte un capricho pero económico.
    Espero que tu hijo Daniel se recupere del todo bien pronto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Creo que la conciliación hoy en día es un mito.
    Hay muy pocos trabajos en los que realmente puedas acomodar tus horarios a las necesidades de tu familia, y si tomas la decisión de reducir tu jornada (o ajustarte al horario oficial de ésta), sabes que a cambio estás sacrificando tu carrera profesional.

    Pero es lo que hay, y debemos decidir en consecuencia.

    Besos para Daniel y que pronto esté mejor.

    ResponderEliminar
  6. Hola Carmen, yo creo que lo de conciliar la vida laboral con la familiar de momento solo es posible para unos pocos afortunados y que en la mayoría de las veces la que piensa en esto son las mujeres ya que a muchas de nosotras no da remordimientos dejar solos a nuestros hijos. Esperemos que toda la sociedad avanze y se posible trabajar y cuidar de tus hijos a la vez. Besos y que Daniel mejore.

    ResponderEliminar
  7. Aquí en España vamos siempre con retraso en otros países de Europa lo normal es tener horarios más compatibles, es decir trabajar pero trabajar menos horas, no estar más horas en el centro de trabajo para justificar que estas trabajando.
    Yo desde marzo de esta año por fin he conseguido salir a las tres y la verdad que nuestra vida familiar ha mejorado y eso que yo sólo tengo un hijo por eso me admira las que teneís dos y más, aunque sigo sin tener tiempo para mí... pero eso es otra historia jeje¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. ah¡ y que se mejore Daniel, nosotros acabamos de pasar por unas anginas de camión

    ResponderEliminar
  9. Me parece un tema interesantísimo, siempre he pensado que si algún día tengo hijos, algo tendré que hacer pero la idea de dejar a un niño a las ocho en la guarde y recogerlo a las ocho de la noche no es para mi; creo fundamental dedicarle a tus hijos horas productivas, como ya alguien ha dicho, esto evitaría muchos sufrimientos y muchos horrores con los que a veces me encuentro. Un abrazo y espero a tu nuevo informe sobre Daniel, así espero su mejoría.

    ResponderEliminar
  10. Es un tema muy controvertido, parece que no queremos trabajar, aunque también se puede aplicar a los padres, casi siempre somos las madres la que realizamos las peticiones de media jornada o mejores horarios. Quizás por eso he elegido yo el trabajo que realizo, aunque supone trabajo extra en casa, y la vocación no es la que principalmente manda en mi elección.

    ResponderEliminar
  11. Hola Carmen, es muy complicado conciliar si quieres ganar dinero como para pagar una hipoteca...Yo salgo a las 5 y me considero afortunada pero me gustaría salir antes, con una hora me conformaría...pero esa hora haría que mis ingresos bajaran muchísimo...Creo que deberían empezar a meterse en serio con ese tema, por lo menos hasta que los niños tengan 12 años deberíamos poder salir un poco antes para cuidar su educación.

    ResponderEliminar
  12. Damos prioridad a las cosas que no la tienen y a las que realmente importan no las valoramos. Los niños llavero son una realidad, pero las instituciones públicas, si lo son, son por algo y deberían apoyar más en este sentido a las familias. Los centros de día son recursos muy útiles que no se fomentan por los ayuntamientos, ponderando como más positivo pagar un concierto de Bisbal que el coste que genera dos o tres de estos centros en un municipio.
    Malo por parte de los padres que no valoran la importancia de educar frente simplemente a sobrevivir.
    Malo por parte de las administraciones públicas que no apoyan en lo que realmente deberían.
    Malo por parte de las políticas de conciliación laboral que, a pesar de que han avanzado, no han llegado aún al punto óptimo.

    ResponderEliminar