domingo, enero 23, 2011

Apatía

Se me está haciendo duro el comienzo de año, en lo que a trabajo se refiere. Es como si me tuviese que acostumbrar de nuevo a mi destino, ya lo hice en el mes de septiembre y me costó. Además esta última semana he estado con una migraña que no me quiere dejar ni a tiros. A veces pienso que es la tensión, el estrés de no saber que voy a hacer en el futuro. Se están oyendo comentarios sobre como va a ser la ordenación de las listas de sustitución en verano y lo que oigo no es nada halagüeño. Este año no se convocarán aquí las oposiciones, así que tengo un año más de tregua. Una no puede vivir en la intranquilidad de no saber lo que ocurrirá en unos meses, año tras año.

Los bajitos han tenido un comienzo de curso mejor que el mío. Disfrutan del cole, y para mi eso es muy importante. Por aquí hace frío estos días, hay gripes y catarros, pero ni Pablo ni Daniel se han puesto enfermos, y cruzo los dedos para que sigan así. Nos vacunamos contra la gripe, desde hace tres años lo hacemos todos, y parece que ha hecho efecto.

He estado terminando un detalle para una amiga, y falta otro más para enviárselo finalmente, espero tenerlo acabado para comienzos de febrero, teniendo en cuenta que no puedo dedicarle demasiado tiempo. Además he terminado algunas cositas de ganchillo, una carterita para mi sobrina (la quiere para llevarla a las romerías) y unos broches a los que sólo me faltaba ponerles el cierre. Las fotos no han salido demasiado claras porque las hice de noche. Hacer estas cositas me relaja, y aunque sólo pueda dedicarles algunos momentos al día, o más bien a la semana, me sirven de terapia para dejar atrás lo demás.


9 comentarios:

  1. jops, duro?
    yo creo que es todo el ambiente este de la crisis y de los políticos crispados, y del ahorro de unos y el derroche de otros. No sé cómo no salimos todos a la calle a protestar por los tremendos privilegios de los parlamentarios y puestos de grupos altos de confianza en puestos oficiales o o o... unos a recortar y otros por estar (que a veces ni van a las asambleas) unos añitos en puestos públicos a cobrar como cosacos.
    No tengo demasiado tiempo ni ganas para mis otras cositas, estamos estrenando hospital nuevo y andamos todos estresados, inquietos y a la espectativa. Pero a veces me río tanto con los niños encima mía mientras casi me ahogan, esa es la felicidad. Carmen, quérote ben, ánimo!

    ResponderEliminar
  2. Cambio de look en el blog... Seguro que te sentará bien!!!
    Debe ser durísima esa situación. Mejor no pensar en ello. Lo que tenga que ocurrir que ocurra, pero sin "enrrocarse" uno en ello, que ya es bastante difícil vivir...
    Feliz año, guapa y... mejor dejarnos llevar... :)))

    ResponderEliminar
  3. No sabes cómo te entiendo, en lo de la falta de estabilidad, en lo de lo que cuesta ponerse a tono nuevamente, no he tenido más remedio que hacerlo ipsofacto. Te cuento:
    Estas vacaciones de navidad debía terminar la programación y la tengo medio montada, me faltan unas cuantas horas de trabajo. No corregí unos ejercicios que aún los tengo pendientes. Y para colmo de males, el trimestre del IOC empezó unos días antes de lo que esperaba y me equivoqué de libro de lectura de bachillerato (me di cuenta cuando ya lo tenía todo preparado y este nuevo libro ni lo he leído). Pasé unas vacaciones que este año sí lo fueron, pero me he tenido que poner las pilas en dos días, levantándome de madrugada casi cada día para poder salir adelante.
    Sabía que iba a ser duro, en septiembre me ofrecieron ser colaboradora del IOC (instituto a distancia), el día 20 empecé la primera sustitución y el curso en el IOC, pensé que más valía pájaro en mano que ciento volando y que no sabía cuánto tiempo iba a estar en esta sustitución ni cuánto pasaría entre unas y otras. Al final la sustitución se ha alargado hasta final de curso y he decidido prorrogar en el IOC por asegurarme un poco de estabilidad el curso que viene, en el que tengo pocas esperanzas puestas. Cada día veo más difícil tener un interinaje, ni siquiera de menos de jornada entera, pero nada podemos hacer, estamos a su merced, que sea lo que Dios quiera. Almenos el ingreso extra del IOC (aún no he cobrado el primer trimestre) dejará respirar un poco nuestra economía, a ver lo que se queda hacieda luego :( Es el único consuelo después de dedicar todas mis horas libres al trabajo, horas que no están ni bien pagadas, te sorprenderías de lo poco que pagan.

    ResponderEliminar
  4. Ánimo guapetona. Este comienzo de año está siendo duro para mí también, pero hay que poner al mal tiempo buena cara y seguir. Y cuando nos falten las fuerzas, mirar a nuestros niños que son nuestras alegrías.

    ResponderEliminar
  5. Mucho ánimo. A veces nos cuesta seguir adelante,o sacar fuerzas para ello, pero no podemos dejarnos vencer. Día a día, tienes que buscar lo que te ilusiona, un pasito hoy, dos mañana, así hasta que hayas recuperado las pilas.

    Mira a tu alrededor, tienes a dos hijos maravillosos por los que sacar fuerzas.

    Un besote muy, pero que muy gordo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todas por sus ánimos, la verdad es que hay momentos en los que una necesita de mimitos para seguir. Siempre me queda el consuelo de que tengo trabajo por ahora, supongo que es el inicio de semana. Un beso para todas.

    ResponderEliminar
  7. Piensa en que tienes curro (que ya es mucho hoy en día) y que yo creo que con las manos que tienes puedes sacarte un extra vendiendo las cosas que haces. ¡qué envidia me da que manejes así las agujas!! Ánimo que hoy es lunes, en un par de días todo se ve mejor.

    ResponderEliminar
  8. Hola Carmen, mucho ánimo y hay que seguir luchando. Te felicito por tu entrada anterior. Besos guapa.

    ResponderEliminar
  9. Mucho ánimo guapa.
    Me encantan esos broches de ganchillo. Me preguntas por el papel del Malma, te diré que lo encontré en la red.
    Besitos y aquí estoy para lo que te haga falta.

    ResponderEliminar