jueves, abril 13, 2006

Un pequeño gran disgusto

Así ha quedado mi hermoso y nuevo coche después de que un chico diera marcha atrás a un furgón saliendo de su aparcamiento, sin darse cuenta de que yo estaba pasando. Afortunadamente no iban los niños en el coche, porque iba a buscarlos a la guardería, y pude acelerar un poco intentando evitar el golpe por lo que sólo alcanzó en la parte trasera del coche. Primero me quedé temblando por la impresión, estaba justo detrás de casa, acababa de salir del garaje así que llamé a Pedro para que bajase y me ayudase con el papeleo; luego vinieron los "y si...": si hubiese parado antes, si hubiese salido antes de casa porque ya llevaba retraso, si hubiese tocado la pita (el claxon), etc. La verdad es que los "y si" no ayudan porque te quedas dándole vueltas al asunto y no solucionas nada. Menos mal que no fue un golpe grande, y lo pudimos arreglar amistosamente.

Hoy hemos ido a la aseguradora y me lo han peritado. Va a salir una barbaridad, espero que lo dejen bien, lo malo es que tendremos que volver a alquilar un coche por unos cinco días al menos y eso si tendremos que pagarlo nosotros. Casualidades de la vida esta mañana hemos tenido que ir a recoger a Daniel antes de tiempo porque tiene hongos en la boquita (supongo que es un efecto secundario de los aerosoles que le estamos poniendo) y la mamá de Giovanni, el amiguito de Pablo, había tenido otro choque, éste más importante, justo a la salida de la calle que va a la guardería. Parece ser que se fió de lo que le dijo un conductor de la salida de enfrente en una zona con poca visibilidad y al salir a la carretera principal le dió a un coche que bajaba. La pobre estaba temblando y a punto de llorar, no es para menos, llevaba al niño en el coche y se llevó un gran susto. Afortunadamente sólo fueron daños materiales, en éste caso tendrá que pagar los gastos del arreglo de su coche y la parte delantera no quedó muy bien. El otro chico tenía un coche más nuevo que el nuestro, también estaba bastante nervioso, pero lo arreglaron como tiene que ser, de manera amistosa.

Y es que el que anda en la calle con un coche se arriesga a estas "pequeñas minucias" tarde o temprano, mientras sigan siendo pequeñas ... ;)

5 comentarios:

  1. Por suerte no ha sido nada grave, sólo el susto. ánimo!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué mala pata. Me alegro de que no haya sido nada grave y esteis todos bien.

    ResponderEliminar
  3. (((((((NENA))))))))
    Lo acabo de ver, estas bien? ¿Te preparo una manzanilla? Joer con el tráfico de porqueria!! La gente se deja los ojos con las rayban, en la guantera. GRRRR

    ResponderEliminar
  4. Que pena lo del accidente. Menos mal que de los males el menor... Un abrazo
    Toni

    ResponderEliminar
  5. gracias a Dios que no fue nada grave. ánimo!
    saluditos

    ResponderEliminar