domingo, mayo 14, 2006

Por fin se decidió

Mi bajito Daniel lleva poco más de una semana andando. Un día antes de su quince cumplemes, su hermano le ganó por seis días, se soltó por fin y no ha dejado de andar desde ese día. Estábamos en casa de una amiga, Toni que está esperando una nena para finales de septiembre, cuando de repente se puso a andar. Luego fuimos a Decathlon y siguió haciéndolo; desde entonces no para, a veces parece que se pasea por la casa, simplemente por darse el gusto de andar. Todavía no controla demasiado y a veces termina con las manos en el suelo o sentado sobre su trasero; pero de resto va muy bien, hasta parece que corre cuando está contento y juega con su hermano. Cuando va por la calle o en cualquier sitio en que le damos la mano, muchas veces la rechaza, quiere hacerlo solo, esta tarde incluso estaba intentando quitarse los pantalones a la vez que andaba porque era la hora del baño. Tengo alguna foto pero no salieron muy bien, en cuanto tenga una ya la publicaré.

Esta hecho un gamberrete, se ríe mucho, aunque también es muy caprichoso y quiere salirse con la suya para lo cual echa unos lloros increíbles. Ahora estamos en la fase de enseñarle que hay determinadas cosas que no debe tocar, como los libros o las copas de los muebles del salón, porque es muy curioso y está abriendo continuamente las puertas de los armarios, los cajones, etc. Le decimos "No, Daniel, eso no se hace, no, no, no" todo ello acompañado por el coro de Pablo que le repite lo que nosotros decimos, por el ceño fruncido para que sepa que estamos hablando en serio, y a veces el movimiento de un dedo diciéndole que no. Parece que esto le hace gracia porque nos mira y nos hace el mismo movimiento cuando está haciendo algo que no debe. Esta foto se las tomé ayer, ahora cambian las tornas y es Daniel quien quiere darle de comer a Pablo en cuanto tiene una cuchara a mano, fijense en la boca de mi bajito, se abre a la vez que le "introduce casi a la fuerza" la cuchara en la boca de Pablo.



Estoy bastante liada con los niños, la casa y el trabajo, y no tengo mucho tiempo para ponerme al día leyendo los blogs, de todas formas aunque no comente demasiado que sepan que les sigo, desde lejos, pero les sigo. Este sábado continué con la bufanda y no falta mucho, lo que me preocupa son los bordes que se enrrollan bastante y no sé si quedarán bien. Las chicas de la tienda de lanas se ofrecieron a enseñarme como hacer la flor, si no lo consigo sola pediré ayuda a Pilar que se ha ofrecido amablemente (gracias, Pilar, lo tendré en cuenta) y si quiero la experiencia en vivo y en directo ya me pasaré por la tienda.

12 comentarios:

  1. Dime dime el secreto para poder tener el tiempo de tejerrrr.... yo no agarro una aguja hace meses. Tus bebes estan hermosos

    ResponderEliminar
  2. Qué grandotes están ya. A Migue le pasa igual, desde que aprendió a andar no quiere parar y casi nunca quiere ayuda de nadie. También está caprichoso y se pilla una rabieta por cualquier cosa, pero poco a poco vamos estableciendo los límites.

    ResponderEliminar
  3. hola... es mi primera vez escribiendo un comentario pero te llevo leyendo hace ya un buen tiempo...

    Mi hija esta en las mismas que los tuyos... no quiere sino caminar.. y desde que ha descubierto que tambien se puede parar sola y sin ayuda, no le puedo quitar el ojo de encima...

    es una etapa muy linda y divertida... me encanta que uno los puede ver pensar!

    ResponderEliminar
  4. Meibell no hay secreto, sólo me faltan algunas horas de sueño los sábados por la noche, el único día que me lo puedo permitir.

    Malglam, estamos igual, poco a poco se van haciendo a las normas. A ver que conseguimos de estos enanos.

    Hola Mami delux, gracias por tu comentario, ahora me paso por tu blog a conocer a tu bajita.

    ResponderEliminar
  5. Hola Carmen, hoy encontre este blog, y si bien todavia no lo lei completo queria comentarte que mi bebe Matias esta que se larga a caminar y que no, solo da dos o tres pasitos y se cae.
    Hermosos tus hijos, los vamos a visitar seguido.
    Besos, Morena.

    ResponderEliminar
  6. Felicidades para el flamante caminador!!!

    ResponderEliminar
  7. OHhhh!!! Que bueno... y que tal van tus riñones??? porque hasta que se desenvuelven bien... :P

    ResponderEliminar
  8. Estan grandisimo y lindos los peques! Desde que empiezan a caminar se hacen mas facil algunas cosas y otras peores porque se meten en todo lado. Mateo nunca quiere darme la mano para caminar, el cree que es un gigante :)
    Muchos saludos

    ResponderEliminar
  9. Jajajjaj que bien, tu nene chico ya camina, que gusto y que sorpresa debe de dar que derrepente, un buen dia sin mas tu pequñito se ponga a andar!!!

    ResponderEliminar
  10. Nena, cuando quieras. Y gracias por la publi gratis :)

    ResponderEliminar
  11. menuda guerra lo de dar la mano, la nena desde que anda (muy tarde, casi 16 meses) coje capricho diario, si quiere andar sola, si quiere poner los zapatos sola, si quiere comer sola...ufff

    ResponderEliminar
  12. Q¡¡ué trasto! Me encanta la foto.
    Yo también llevo retraso con los blogs, justo ahora acabo con mi bloglines :S ¡¡Tenía más de 200 pendientes!!

    ResponderEliminar