domingo, julio 01, 2007

El encuentro más esperado



Por fin levantaron el aislamiento a Daniel este viernes. Sus analíticas estaban medianamente bien respecto a sus defensas y el médico decidió que se podía abrir la puerta y que podíamos entrar sin mascarilla a la habitación. Hemos estado dándole besos desde entonces, después de cuatro semanas sin hacerlo, saben a gloria. El sábado le dimos la sorpresa a Pablo, nos fuimos a una juguetería y le dije que eligiera un juguete para llevárselo a su hermano al hospital. Compramos unos dinosaurios de los que está pendiente últimamente y nos fuimos a verlo. Pablo ya no iba diciendo eso de "yo no quiero ir al hospital" sino "mamá, más deprisa que quiero ver a mi hermano". Las sonrisas eran increíbles cuando se vieron, se mantuvieron a distancia unos segundos y luego se abrazaron y se dieron besitos.



En las últimas semanas ya le había dicho a Pablo que su hermano se había cortado el pelo muy chiquito, que casi no tenía porque en el hospital hacía mucho calor. Llegó a decirme que él también lo quería así! Al rato de estar en la habitación, lo mira y dice "No tiene pelo", pero con una sonrisa. Después de marcharse su hermano y su padre porque entraban las enfermeras a hacerle una cura y ponerle la inyección se acordó que su hermano había estado allí y los llamaba: "Papi, Pablo" mirando hacia la puerta como diciéndoles que ya podían entrar de nuevo. Estuvo toda la tarde preguntando por él, hasta que llegó por la tarde para que yo me fuera a casa. Pablo decía "Todavía no quiero irme" y Daniel se quedó un poco triste cuando se fué.

Se echan mucho de menos, todos los días se hablan por teléfono, se cuentan lo que están haciendo en ese momento, que si tal película o tal juego. La conversación no dura cinco minutos pero siempre termina con Daniel diciendo "Te tero, portate bien" y Pablo: "Ponte bien" y unos besitos volados por las dos partes.

Quizás volvamos a casa esta semana, aunque sólo sea hasta el jueves porque tiene control de médula, habrá que irse acostumbrando a las idas y venidas. No sé cómo se lo tomará Daniel, aunque creo que bastante mal porque esta última quimio del jueves no le gustó nada sentirse nuevamente conectado a la bomba y los perfusores. Habrá que darle un poco de tiempo, seguro que también se acostumbra. Gracias a todos por sus comentarios y sus ánimos, ya tenemos buenos resultados!!

16 comentarios:

  1. :_)
    Se me han saltado las lágrimas! Qué buenas noticias y que emotivas palabras sobre cuánto se quieren los hermanos!
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Estoy con Isa... Me alegro que todo marche tan bien y de verdad tienes dos niños como dos soles!!!

    ResponderEliminar
  3. Da gusto ver cómo se quieren!!

    Me imagino cómo se os cae la baba con estos bajitos maravillosos que tenéis, a mí me tienen enamorada.

    Os tenemos muy presentes, ojalá podáis estar todos prontito en casa.

    Abrazos fuertotes.

    ResponderEliminar
  4. Que hermanitos tan amorosos!!! Mis cariños para vos y tus nenes !! Mucha fuerza!

    ResponderEliminar
  5. Dios dará la salud a tu niño.

    La valentía que tienes es admirable, bendiciones para tus nenés.

    ResponderEliminar
  6. meibell7:00 p. m.

    Estoy aqui llorando como una magdalena mientras leo tus lineas. Desde que me entere, reviso tu blog 5 veces al dia para saber noticias... Estoy super contenta de ver a los 2 juntos en la foto.. Los admiro muchisimo.... Que increibles los cambios que pueden dar nuestras vidas.. estos bajitos nos llenan de sorpresas de todo tipo.

    Mucha suerte y me alegra pero muchisimo que todo esta mejorando.

    Un abrazo muy grande.

    -Meibell y familia

    ResponderEliminar
  7. Me muero de amor!!!
    La verdad es que no se puede evitar estremecerse hasta las lágrimas al leer este relato,y conmoverse con el amor y la unión de esos hermanitos.
    Díos seguro estará de su parte sosteniendole la manito para alzarlo hacia adelante, tené fé.
    Recibí de mi parte y seguro de la de todos los que estamos pendientes de esto, toda la fuerza y la buena energía que te podemos dar, junto a nuestras oraciones, todo ayudará.
    Te dejo mi cariño y uno especial para los "dos" hermanitos.
    Estaré pendiente por aquí.

    ResponderEliminar
  8. Carmen, feliz por Daniel y por todos!

    Por favor dale otros mil besos de mi parte! Se los repartes a los dos! Qué importante son los abrazos y los besos para curar también! La fuerza del cariño también tiene que colaborar para su recupercación y mejoría!

    Espero que la próxima semana ya pueda estar en casa! Y solo es cuestión de rutina las idas y las venidas del hospital.

    Ya le tengo el detallito, se lo mando esta mañana o pasado!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Carmen:
    Paso por acá después de leer a Jenny.
    Humildemente te envío un abrazo solidario lleno de esperanza por ese bebé tan hermoso que es tu Daniel.
    Sé que va a superar la enfermedad!
    Un beso ♥

    ResponderEliminar
  10. Que buenas noticias... Me alegra muchisimo que los bajitos hayan podido re - encontrarse, me da ganas de achucharlos... Dale besitos y abrazitos a los dos de mi parte!

    Cariños.

    ResponderEliminar
  11. Heloisa8:53 a. m.

    Querida Carmen, te admiro muito! Beijos Heloisa

    ResponderEliminar
  12. Carmen, hacia mucho que no pasaba y cuando vuelvo me encuentro con esto...me alegro muchisimo que Daniel este mejor y que los resultados vayan siendo asi de positivos!
    Les mando un abrazo fuerte a todo la familia y muchisimos animos!

    ResponderEliminar
  13. Que re encuentro mas hermoso! y que emotivas tus palabras... Me alegro en verdad que Daniel vaya mejorando y espero que pronto esten de vuelta en casa...
    Siguen en mis oraciones , muchos besos a esos bajitos campeones y un abrazo cariñoso a una Gran Madre!
    Toni

    ResponderEliminar
  14. Estamos muy contentos con la buena evolución de Daniel y sobre todo por ver a esos dos bajitos tan felices.
    Noa se ha quedado prendada de esos chicos de la isla vecina y dice que los quiere conocer.

    Besos para todos.
    Marco,Noa y Eli

    ResponderEliminar
  15. Hola Carmen, acabo de leer tus últimas entradas. Jo. Vaya susto!
    Pobrecito. Supongo que estarán agotados, pero ya verás que cuando te quieras dar cuenta, todo habrá pasado, el niño estará curado, la casa llena de ruidos y todo quedará atrás. Muchísimos besos!

    ResponderEliminar
  16. Me alegro que vaya todo mejor!
    Lo que siento no sé expresarlo por escrito, pero que sepas que cada día estaís presentes en mis pensamientos. Espero que si es cierto que existen unas fuerzas energeticas positivas que podemos proyectar, vayan todas para vosotros y sobretodo para Daniel.
    Muchos besos

    ResponderEliminar