martes, agosto 23, 2005

La banda sonora de mis bajitos

Desde que me quedé embarazada de Pablo tenía claro que quería enseñarle muchas canciones a mis niños y me puse a buscar en internet canciones infantiles tradicionales y encontré el huevo de chocolate y otras webs. Desde que nació empecé a cantarle, y él tenía sus preferencias claro: para dormir "Había una vez un barquito chiquitito ...", para comer "El Señor Don gato", para hacer reir "Cucú cantaba la rana" y "Debajo de un botón". Luego fuí añadiendo más a mi repertorio para no aburrir a Pablo ni aburrirme yo.

Cuando fue creciendo le interesó la música de los anuncios, esa que hace que giren su cabecita hacia la tele aunque estén entretenidos con otra cosa (Daniel también lo hace), y más tarde le pusimos en el coche las canciones de los payasos (ya saben Gaby, Miliki, Fofó y Fofito) incluidas en el recopilatorio "A mis niños de 30 años" que hizo Miliki y otros colaboradores y casi pedía exclusivamente la canción de "En el auto de papá nos iremos a pasear ..." porque durante bastante tiempo se la cantábamos cuando lo bañábamos. Un día me sorprendió, antes de empezar a hablar, porque para que se durmiera muchas veces le cantaba; él protestaba cuando no le gustaba la canción y no paraba hasta que cantaba la que él quería, pero esa noche me dijo "pipí, pipí" me quedé un poco extrañada hasta que recordé el estribillo "vamos de paseo, pi pi pi, en un auto feo, pi pi pi...". Fue la primera vez que me hizo entender algo mediante la voz.

Pues bien, hace poco que Pablo empezó a cantar, después de tanto cantarle su madre comenzó a cantar por "El oso de la Casa Azul" y su canción del Adiós. Me la pedía a todas horas, junto a las de ratón Tati (Tutter en inglés), haciendo voces por supuesto, que tengo la garganta hecha unos zorros!. Por ahora sólo repite el final de las estrofas, cuando cantan "Adiós, adiós, es triste ya lo sé, qué bien que hay un lado guay, y es pensar que pronto te veré ..." se oye decir a Pablo "adiós, ... lo sé ... bien ... guay" y así toda la canción. Después de esa han venido otras, pero lo más que me ha sorprendido es que si le canto las canciones que llevo todo este tiempo repitiéndole se acuerda perfectamente y jugamos a que yo canto unas palabras, me paro y el canta las siguientes palabras. Bueno me quedo más tranquila, para algo han servido mis ronqueras ;)).

A Daniel parece que le gustan las mismas canciones que a Pablo, incluso las imitaciones que hacemos su padre y yo de la panda del Oso de la Casa Azul. Aunque he tenido que introducir más cambios en las versiones originales para añadir el nombre de Daniel y Pablo en las canciones en las que antes añadí Pablo. ¡Todo para evitar los celos!

2 comentarios:

  1. hehe, nosotros también empezamos igual, la del coche de los payasos le encanta, pero la de "Hola don pepito, hola don josé..." esa es el number one

    ResponderEliminar
  2. Pues os lo creáis o no, mi nena hace ya tiempo que tiene canciones favoritas! Desde que supimos que estábamos embarazados, ella tuvo "sus discos" de música clásica, de Rosa León y de Mª Elena Walsh... La que más el gusta es la del Osito Osías (y eso que yo votaba por la de la vacuna, pero no hay caso)

    ResponderEliminar