lunes, agosto 15, 2005

Los "holas" de Pablo

Pablo siempre ha sido un niño muy cariñoso, incluso antes de saber hablar le gustaba expresar su cariño sorprendiéndome al darme besos y abrazos sin esperarlos, simplemente dejaba de hacer lo que estaba haciendo y se acercaba a mí, me echaba los brazos al cuello y me daba besitos en la cara. Ahora que ha crecido un poco y ya habla, hasta por los codos diría yo, lo expresa además de con gestos con palabras; pero no sólo a nosotros sino también a su hermanito. Cuando se levanta por las mañanas muchas veces Daniel está despierto, se acerca a él, le toca la cara y la cabeza y le dice "hola cielito" (aprendido de su padre) o otras palabras inventadas como "hola pachulín" (no sabemos de donde la sacó y les aseguro que no es de Cachuli el de la Pantoja), u oídas en su adorado Oso de la Casa Azul como "hola piloto" (en un episodio donde jugaban a volar) o su archifamoso "hola cebollino" que repite a todas horas. Hasta hace poco lo llamaba "hijo" porque su padre lo llamaba así a él y a su hermano. Se lo explicábamos: "él es tu hermano y los dos son hijos de papá y mamá" y él volvía a decírselo.

Siempre hemos intentado razonar y explicarle el porqué de las cosas, pensamos que de nada sirve contarle cuentos chinos o historias raras para que se haga un lío en su cabecita. El otro día su padre le llamaba chico y él me decía "hola chico", le aclaré que yo no era un chico sino una chica. Se me ocurrió decirle que los chicos tenían pene, ya conoce y nombra las partes de su cuerpo, y que las chicas teníamos vulva, cuando se baña conmigo evidentemente pregunta; se quedó mirándome y esta vez dijo "hola chica". Desde entonces hace bromas al respecto "tú eres un chico y yo una chica, tú tienes pene y yo vulva". De paso comprendió la diferencia entre hombres y mujeres, esa misma noche cuando intentaba dormirlo me echaba la retahíla: "tú eres una mujer y Pablo un hombre". Sin duda su cabecita trabaja muy rápido.

1 comentario:

  1. mi niño repite "miña ruliña" (mi palomita en gallego) pero me lo dice a mí y a sus muñecos, lo comería...

    ResponderEliminar