jueves, junio 09, 2005

¿Cólicos o dientes?

Hace ya tres noches que Daniel no para de llorar. Como dije el día anterior pensamos que el calor les estaba afectando a los dos locos bajitos pero de Daniel ya no sé qué creer. A partir de las 9 de la noche empieza a sentirse incómodo, primero busca que lo tomen en brazos y luego empieza a llorar como un descosido. Le doy masajes en su barriguita, flexiono sus piernas y parece aliviado momentáneamente, pero luego sigue llorando. Pruebo a darle paracetamol, el clásico Apiretal, poco después de darle el pecho a las 8 para que le haga efecto y pueda dormir, tampoco parece ser la solución, se lleva la mano a la boca y la chupa con fuerza.. Ya por último me saco el pecho nuevamente, no han pasado sino dos horas desde que terminó de comer, primero mama con desesperación hasta que empieza a agitarse y termina llorando al pecho. Y para rematar le doy unas gotitas de su medicamento para los gases, sólo lo calma durante un rato. Ayer terminó durmiéndose en mis brazos, a pesar del calor, y en menos de una hora estaba llorando nuevamente.

A Pablo estamos pensando en no darle ni de merendar ni cenar (¡es broma!), porque parece que la comida le da una energía por la noche que es como las pilas del conejito "y duran, y duran...". A él si creo que le afecta el calor, porque no hay manera de que se acueste. Menos mal que anoche no le dió por llorar a la vez que el hermano, al contrario, nos seguía hasta la habitación y quería meterse en la cuna con Daniel. Cuando le cambié el pañal a Daniel me ayudó, está cogiendo una práctica en quitarle el pañal a su hermano que asusta. Me pide que ponga a Daniel en la cama, no en el cambiador, y le quita las tiras del pañal diciendo "Daniel, cochino"; luego pide una toallita húmeda y le limpia el culete, aunque todavía esta parte tiene que practicarla algo más!. Anoche también nos pidió tomar a Daniel en brazos en el sofá; están para comérselos los dos. En cuanto pueda les hago una foto así para subirla al blog.

Estoy un poco zombie esta mañana, porque durante la noche la cosa no fue mucho mejor, Pablo se despertó llorando y Daniel aprovechó para dar su "opinión" a gritos. No he dormido muy bien, odio dormir a trozos, espero que Daniel me deje dormir la siesta después de comer. Ahora está el echándose la suya, aunque fuera de hora porque hoy se despertó más tarde, evidentemente, como dice mi padre, "quien tiene buena noche, no tiene buen día" (él se refería a las juergas). A las cuatro y media de la mañana Daniel se despertó y tuve que darle el pecho, porque se chupaba la mano con tantas ganas que no había modo de calmarlo, le dí de mamar a oscuras y medio sentada en la cama y siguió durmiendo.

Dicen que tener dos niños seguidos es mejor para ellos porque no sufrirán muchos celos, tendrán con quién jugar pronto, etc; pero es muyyyy cansado a veces. Aún así lo recomiendo.

5 comentarios:

  1. Te acabo de descubrir a través de SinControl de lo que me alegro; me identifico mucho con tus cosas, mis ojeras ya forman parte de mi look. Creo que lo peor ya ha pasado, pero socorro, la niña gatea ya como una loca. Es angustioso no saber que tiene el nene, la mía casi gritaba siempre en la cena, intenté cambiar mis alimentos por si le afectaba mi leche, dejé incluso de tomar leche por la lactosa pero no sirvió de mucho. De repente un día cesó. Espero que a tu nene le salgan bien los análisis.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Olivia por leer mi blog. Creo que somos muchas mamás las que pasamos por lo mismo, lo malo es que no esperamos que las demás también lo sufran porque no compartimos las experiencias. Alguna vez le he dicho a una vecina con niño de la misma edad de Pablo, "¿y tú hijo cómo duerme?" ella contesta que ni se entera, y el padre un poco más tarde me dice "a veces se despierta durante la noche" ???. ¿Qué edad tiene tu nena? Voy a comprobarlo en tu página.

    ResponderEliminar
  3. Olivia he intentado acceder a tu blog pero no sé si la dirección está mal porque me remite a la página de bitácoras.com. Si puedes déjame la dirección correcta. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Yo no se como te da tiempo mantener tu blog con tanto trabajo... yo tengo tiempo que ni leo blogs ni escribo en el mio.. pero pronto lo hago.

    ResponderEliminar
  5. Intento sacar unos minutos para mí al final del día, mas bien "me robo" algo de sueño (aunque a veces la jugada me sale mal si los niños pasan mala noche). Durante el día estoy corriendo todo el tiempo, la mañana se me hace muy corta y la tarde me la tomo con más calma hasta la hora de los baños y la cena en que vuelvo a correr. Poder contar las cosas que le suceden a mis locos bajitos me ayuda, anímate y continúa escribiendo. ¿Cómo están tus bebés?

    ResponderEliminar