lunes, septiembre 19, 2005

Comienza la cuenta atrás

Dentro de poco me llamarán a trabajar, estoy a ocho puestos de mi primera sustitución después de casi cuatro años. No me gusta mucho la idea, si pudiera elegir me quedaría en casa hasta que Daniel cumpliera los 16-18 meses y entrara en la guardería a la misma edad que lo hizo Pablo. Sin embargo, aquí manda Don Dinero, y hay que hacerle caso.

La preocupación que tengo se llama Daniel, me parece tan pequeño para dejarlo con extraños; ya sé que en otros casos las madres tienen que dejarlos con cuatro meses, por los permisos de maternidad. Supongo que es una preocupación que tenemos todas cuando no tienes a nadie que pueda cuidarlos cuando tú no estás, y es que casi no me separo de él, si lo hago es por muy poquito tiempo y se queda con su padre.

Dependiendo donde me toque puede que me lleve más de una hora llegar y tenga que levantarme muy temprano, por lo que estoy pensando en destetar totalmente a Daniel. Me da mucha pena, aunque sólo está mamando de madrugada, por la mañana y alguna que otra noche; porque le doy cereales en la cena y se queda bastante lleno. No sé si hacerlo antes de empezar a trabajar para que no coincida con la entrada en la guardería y no causarle más trastornos. Si me llamaran a un sitio cercano quizás podría seguir dándole el pecho un poco más; pero eso lo sabré de un día para otro y la sustitución puede ser por un mínimo de quince días.

Estoy alargando un poco la decisión hasta que me quede en el cinco de la lista, luego tendré que planificarme para el trabajo, la casa y los niños; pero eso ya lo hacen millones de mujeres, ¿no?, espero estar a la altura de las circunstancias.

7 comentarios:

  1. Ya veras como cuando llegué el momento te organizaras muy bien ;p
    Creo que esto nos pasa a todas a no ser que seamos la "hija de..." o la "mujer de...", tarde o temprano tenemos que ponernos a trabajar pq como tu bien dices quien manda es Don Dinero.

    ResponderEliminar
  2. Pues si Miskah, ya me gustaría no tener que hacerlo pero los números de la once que he comprado no salieron ;)).

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado tu blog!
    Saludos!

    http://mamiblog.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Aisssss que remedio queda, Carmen... Disfruta cada minuto, y recupera energia mientras no estes con ellos porque luego te la absorben toda!!!! Muchos ánimos!! a ver si te toca cerquita...

    ResponderEliminar
  5. Carmen. en que trabajas? no entiendo eso de la asigancion. Yo estaba pensando quedarme un a~o con los ni~os, pero Don Dinero esta demandando mucho y creo que voy a tener que regresar antes. No quisiera estar en tu posicion. Maya empezo la guarderia desde los 4 meses, luego cuando ella tenia 9 meses yo empece a trabajr desde casa y la mandaba a la guarderia 3 veces por semana. Desde junio de este a~o estoy en casa dedicada a los 2 (maya y diego). Lo positivo que te puedo decir, es que Maya disfruto mucho su guarderia y aprendio un monton. Lo negativo, se enfermo 5 veces de infeccion de oido, pero ya no le ha dado mas nada :)

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tu visita Bolboreta.

    Ana, intentaré disfrutarlo como dices, eso de que ellos la absorben toda es una verdad como un templo.

    Meibell, que suerte poder trabajar desde casa, eso quisiera yo. Hago sustituciones de enseñanza, doy clases de Ciencias Naturales en Secundaria, se pagan muy bien pero el estrés puede ser bárbaro. Ya les contaré.

    ResponderEliminar
  7. Te entiendo lo dificil que es dejar a los chiquitines, especialmente cuando son pequenos. Aveces nosotras nos asustamos mas de lo que debemos, ya vas a ver que Daniel va a estar bien :) Suerte con todo!!

    ResponderEliminar